Autor: Juan José Garay 

Categoría: La Universidad

Palabras Clave: Transformación, Crecimiento Personal, Consciencia, Vida Consciente, Autoconocimiento, Infinity Universidad

El ámbito del crecimiento personal es, desde hace años, una industria mundial, mercantilizada vorazmente, como otras muchas, que toma el cuidado personal y el bienestar como punto de mira.

Libros de autoayuda, cursos, talleres, masterclasses, conferencias, retiros, viajes espirituales, etc. Diferentes formatos con los que ofrecer conocimiento, alivio, ocio saludable, soluciones y, en el mejor de los casos, una oportunidad de transformación al alcance cada vez de más personas.


Los profesionales de este ámbito podemos estar satisfechos con ello, al comprobar que ofrecemos a las personas la posibilidad de tomar consciencia, crecer y desarrollar una vida más armoniosa y conectada al bienestar y a la realización.


Sin embargo, quiero también invitar a profesionales y usuarios a que observemos juntos cómo estamos favoreciendo en ocasiones y propagando, igualmente, un comportamiento que induce a las personas al consumismo fácil, superficial o desesperado, para atender esos espacios dificultosos del mundo interior, que además son compartidos con facilidad usando el mundo digital, redes sociales, mensajería a través del teléfono, etc.

“Dejemos de coleccionar recursos y técnicas de crecimiento personal.”

Llevo más de 16 años conectado al ámbito del crecimiento personal y he podido ver la evolución que ha ido teniendo el acceso de las personas a estos recursos para este crecimiento. 

Sin embargo, me gustaría invitarte a que observes conmigo la diferencia entre leer un libro de autoayuda y practicar una vida consciente, entre ir a unas jornadas o conferencias y tomar realmente de estas algo para comenzar a vivir lo escuchado una vez que han finalizado.

Lo que quiero expresar es que es importante dejar de coleccionar recursos, técnicas, conceptos que aprendemos en libros, encuentros, internet o redes sociales y comenzar a darnos cuenta que es importante pararnos delante de nuestro Ser y empezar a responsabilizarnos de quiénes somos, qué es la vida, para qué estamos aquí y ofrecernos a ella con AMOR.

“El crecimiento y la transformación implican mirar en nuestro interior y ocuparnos con responsabilidad y voluntad.”

Llevo años acompañando, como coach humanista, a personas (adultos, adolescentes, equipos humanos) para facilitarles procesos de cambio, transformación personal y profesional, y he comprobado que, en ocasiones, las personas queremos solucionar rápidamente lo que nos duele y nos molesta, queremos resultados veloces y sin demasiada implicación o incluso cambiar lo que ya no puede ser cambiado, como ocurre en algunos casos de pérdida material o personal.

“Ganar dinero fácil, hacer negocio fácil y rápido. Un paradigma que es ofrecido en el mundo digital cada día.”

El canal digital no es ni mejor ni peor que ningún otro, no es ni más ni menos apropiado que otro, no es ni más fácil ni difícil, es solo eso un canal y el uso del mismo y la responsabilidad sobre el mismo es de cada cual. Dejemos de responsabilizar a las Redes Sociales, a Internet, a Whatsapp y observemos que podemos hacer cada cual por mejorar ese uso.

“Vender la idea en medios digitales de cómo hacer un negocio fácil y redondo con el crecimiento personal, aprovechando la ventana de internet y de millones de usuarios esperando, solo es un enriquecimiento real para las redes sociales por publicitar estos servicios.”

Observo también como, en ocasiones, llegan a mí como usuario en redes sociales y como profesional, campañas de marketing ofreciendo servicios de crecimiento personal, donde se usa la Psicología y el Neuromarketing para crear urgencia en la toma de decisiones de los usuarios, generando sensación de necesidad no cubierta y ofreciendo “soluciones mágicas” y una serie de prácticas que, aunque no siempre sea así, están influyendo en el uso y consumo de estos servicios para crecimiento personal de una forma, digamos, inconsciente o compulsiva.


Los medios digitales han irrumpido con más fuerza que nunca y se prometen y se aseguran, por parte de algunos emprendedores y profesionales, fórmulas para ganar mucho dinero, vendiendo servicios y ayudando a las personas, creando los llamados “infoproductos” (servicios o productos formativos que aportan valor a las personas, para ser distribuidos a través de medios digitales) que pueden estar al alcance de millones de personas.

¿Por qué comparto este escenario? 

No para alarmar pero sí porque este escenario existe ahí afuera y, a la vez, para que puedas distinguir entre estos proyectos y espacios para el crecimiento personal, pues hay muchos y no todos están orientados de igual forma, ni ofrecen de la misma manera los recursos, contenidos y la aplicación transformadora de los mismos.

Tras conocer Infinity Universidad, podrás observar y sentir que los recursos formativos siguen un marco de consciencia, orientados a la profesionalidad, al respeto por la creación de los mismos y por la forma en que son mostrados y compartidos con las personas.

Infinity Universidad no nace como proyecto mercantil, sino a partir de un fundamento clave: facilitar la expansión del conocimiento, de un conocimiento transformador y favorecedor hacia el crecimiento personal, el desarrollo humano y el despertar de la consciencia.
Crecer y entrar en espacios de transformación requiere que comprendamos, despertemos y empecemos a dejar de coleccionar libros y recursos formativos para dar un salto más allá, practicando una vida consciente día a día, apoyados si es necesario por recursos transformadores.

Te invito a hacerte responsable del conocimiento y la consciencia, ser desde ahí co-creador de la vida, disfrutando de la tuya con plenitud y siendo inspirador para otras personas.

Y después de esto, ¿qué se te ocurre para comenzar a transformar-te?


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *